“EL MUNDO NO ESTÁ AMENAZADO POR MALAS PERSONAS, SINO POR AQUELLAS QUE PERMITEN LA MALDAD” (ALBERT EINSTEIN).

Queremos canalizar las emociones e inquietudes del alumnado y darle una herramienta de comunicación para poder detectar posibles problemas de convivencia, por lo que el Centro ha puesto en marcha el buzón emocional, que recibirá todas las propuestas, inquietudes o problemas de los niños y niñas.
El procedimiento es sencillo. Hemos habilitado tres buzones, uno por planta, con la frase LA SOLUCIÓN ESTÁ EN COMPARTIRLO, ¡CUÉNTAMELO!, en los que el alumnado depositará sus cartas con sus preocupaciones, sugerencias o propuestas. En ellas tendrán que poner su nombre y apellido, el curso en el que están, qué es lo que ocurre y qué necesitan o qué solución proponen.

Todas estas cartas serán confidenciales y gestionadas por el Equipo de Prevención del Centro, que está integrado por la Directora y la Jefa de Estudios. Sólo ellas leerán las cartas y, tras estudiarlas, tratarán de dar la mejor solución a cada uno de los remitentes.
¿Estás contento?, ¿triste?, ¿tienes problemas con algún compañero?, ¿qué es lo que te hace feliz?, ¿tienes miedo a algo?, ¿y a alguien? Estas preguntas, así como otras inquietudes del alumnado no se quedarán en el aire y tendrán una respuesta gracias a esta nueva herramienta, con la que fomentaremos la convivencia y la prevención del acoso escolar.

Se pretende a través de este buzón canalizar las emociones y posibles inquietudes del alumnado. El objetivo es que sirva de herramienta para que los niños y niñas puedan expresarse y participar, pero también, poder detectar problemas de convivencia desde el inicio y servir de instrumento contra el acoso escolar, incluso antes de que éste se produzca.

Este buzón emocional nace con la intención de ayudar y acompañar al alumnado, atendiendo sobre todo a su desarrollo personal e integral.
Creemos que el mero hecho de que una niña o niño sienta que tiene un canal para expresarse libremente, y haya alguien a quien recurrir ante lo que siente como un problema, por pequeño que sea, es tranquilizador, saludable y pedagógicamente un recurso muy valioso.
Sus opiniones, propuestas y felicitaciones resultarán muy enriquecedoras y servirán para trazar una vía directa de comunicación entre los responsables del centro y el alumnado.

Este buzón es un instrumento que fomenta el cuidado del otro, el cuidado de uno mismo, el desarrollo, la libre expresión y la buena gestión de las emociones.
A través de esta iniciativa se pretende trabajar en la prevención y que los mensajes del alumnado sirvan para detectar los posibles problemas de convivencia de forma temprana y así evitar que se lleguen a producir situaciones de acoso escolar.

Está diseñado para que, por medio de un escrito breve, manifiesten si viven algún tipo de acoso, violencia, maltrato o situación que les afecta en su vida diaria. Cada semana el Equipo de Prevención hará la revisión de los escritos que coloquen en el buzón y se implementarán estrategias para apoyarlos a salir adelante ante esas conductas.

Cualquier alumno/a que esté sufriendo o tenga conocimiento o sospechas de que se esté produciendo una situación de acoso escolar debe comunicarlo al Equipo Directivo del Centro. Lo puede hacer usando los buzones de convivencia. Se garantiza total discreción, nadie debe temer que se sepa que ha informado al Equipo Directivo.

LA SOLUCIÓN ESTÁ EN COMPARTIRLO,
¡CUÉNTAMELO!